La mejor tecnología al servicio del taxi

Probablemente, todos nosotros hayamos visto cientos de veces en la Ronda de Atocha de Madrid decenas de taxistas aparcados que aguardan impacientes la llegada de clientes. Una estampa habitual que se repite en otros muchos lugares de la capital como el Paseo de la Castellana y Plaza España. Pese a la irrupción del transporte público con la implantación de las redes de autobús, metro y tren, el taxi lleva más de cuatro siglos haciendo gala de su buena salud. Es el servicio público de transporte más antiguo y uno de los más utilizados. ¿Quién no ha pedido un taxi alguna vez?

Su rapidez, comodidad y sencillez lo hacen único, pero no siempre ha sido así. Haciendo un recorrido por la historia del taxi, queremos dar a conocer cómo funciona este sector y el papel que han jugado diversos actores como Auriga Systems en la automatización de la gestión de las flotas de taxis.

Desde las mulas de alquiler que empezaron a transportar los viajeros en tiempos de Felipe II, pasando por las sillas de mano, las literas, los coches de plaza y los carruajes de tracción animal, hasta llegar a los auto-taxímetros, como fueron llamados al principio, este sector ha ido evolucionando para mejorar y adaptar su servicio a las necesidades globales de la población.

Fue el 28 de marzo de 1909 cuando dio comienzo en Madrid el servicio de los primeros automóviles públicos o de alquiler, como fueron llamados los taxis al principio. No obstante, estos ya recorrían las calles de otras ciudades europeas como París y Londres. Hubo que esperar hasta febrero de 1932 para que el sector del taxi se organizara con la creación de la primera mutua taxista en España, la Mutua Madrileña de Taxis (en la actualidad MMT Seguros). A partir de entonces, se comenzaron a abaratar gastos y mejorar la seguridad laboral de los taxistas, así como ofrecer un mejor servicio a los ciudadanos.

Por entonces, las reservas se gestionaban a través de una centralita desde la cual trabajaban las operadoras. Estas se encargaban de responder las llamadas entrantes, anotar la reserva y encontrar un taxi para ese servicio. Con el paso del tiempo, el sistema de gestión de reservas ha ido evolucionando y adquiriendo una mayor eficiencia hasta llegar a nuestros días.

Por su parte, los taxímetros también han evolucionado. En un principio eran mecánicos y estaban montados fuera del taxi, encima de la rueda delantera lateral del conductor. Pero transcurridos unos años, fueron introducidos dentro del vehículo y en los años 80 pasaron a ser electrónicos, eliminando de esta manera, el familiar sonido de tictac que hacía el mecanismo de sincronización. Finalmente a partir del 2000, con la mejora de las comunicaciones, apareció al taxímetro integral, desarrollado por primera vez por la empresa madrileña Intelligent Data, que recogía en un mismo equipo un módulo GPS, dos módulos GSM para comunicaciones, impresora, lector de tarjetas y una tarjeta de control con los datos personales del taxista.

En los últimos años, pese a ser un mercado que goza de relativa protección y estabilidad, la crisis ha provocado una reducción de las facturaciones a la mitad. Ahora más que nunca, resulta imprescindible gestionar adecuadamente las flotas, a fin de que las cooperativas, los radio-taxis, puedan perfeccionar sus servicios y asegurar su continuidad. Mezcla de tradición e innovación que ha sabido adaptarse a los nuevos tiempos, los radio taxis son cooperativas repartidas por toda la geografía española integradas por los taxistas y el personal necesario para gestionar la cooperativa de manera centralizada (operadoras, administración, centralitas…).

Lejos queda la época en la que los radio taxis limitaban su gestión a un locutorio de operadoras al que llegaban las llamadas de los clientes. En la actualidad, estas cooperativas han sabido reinventarse gracias a la apuesta por la tecnología de la mano de empresas como Auriga Systems. Ésta se encarga de la mecanización de las flotas de taxis a partir de la creación e integración de sistemas de control y gestión que ya utilizan más de 10.000 taxistas en España.

Entre las características que hacen única a Auriga, destaca su capacidad tecnológica y buen servicio al cliente, además de su presencia en las diecisiete comunidades autónomas, con 36 sistemas instalados en España y 2 en Portugal. Gonzalo asegura que “difícilmente alguien puede dar un servicio mejor. Tenemos los mejores ingenieros y mucho know-how, sabemos cómo debemos tratar al cliente y más del 95% de las incidencias se resuelven en la misma llamada de teléfono”. Por otro lado, esta empresa sobresale por su conocimiento del mercado y su filosofía, siempre de lado del radio taxi.

Veinte años después de que diera sus primeros pasos, Auriga Systems se consolida como el segundo operador por cantidad de sistemas instalados y número de taxis conectados en España. Gonzalo Garcia, CEO de Auriga, nos cuenta cómo han sabido evolucionar y estar a la vanguardia tecnológica todos estos años: “El procedimiento para implementar una gestión de flotas consiste en reconocer cuál es el modus operandi habitual de los radio taxis y mejorarlo. Lo que Auriga hace es identificar todos los puntos importantes de ese proceso y mecanizarlos para que sea mucho más rápido”. Procedente de Inglaterra, esta empresa tuvo que empezar desde cero en España debido a las notables diferencias del sector del taxi en ambos países. “Hemos tenido que ir superando las limitaciones y creando nuestra propia línea de producto”, cuenta Gonzalo.

En este sentido, Auriga comenzó a trabajar en la gestión de reservas con la llamada telefónica para, poco a poco, ir adaptando sus servicios a las exigencias tecnológicas del momento. A día de hoy, cuenta con una centralita telefónica propia capaz de trabajar con todas las tecnologías telefónicas conocidas (analógicas, digitales, voz IP) así como una operadora automática que permiten agilizar el proceso de reserva y descongestionar los locutorios cuando están saturados “sobre todo para clientes que son importantes y no pueden esperar como por ejemplo los hoteles, concretamente en verano”. Una vez se obtiene la reserva, se hace un seguimiento en tiempo real de la posición y estado de los taxis, lo que permite mejorar la rentabilidad de las cooperativas y ofrecer un mejor servicio al usuario final, asignando servicios de forma inteligente y automática a los taxis más adecuados. De este modo, “se optimiza muchísimo el trabajo del radio taxi, simplificando el trabajo de las operadoras que se limitan a atender llamadas y automatizando el proceso administrativo”, añade Gonzalo.

En España, el sector del taxi ha sido desde sus inicios un servicio público que ha privilegiado la supervivencia de las cooperativas de radio-taxis, lo cual incluye una deliberada protección del sector frente a la competencia. Sin embargo, esta estabilidad se ha visto amenazada por una nueva tendencia que apunta a la liberalización del mercado del taxi.. Entre las principales consecuencias, se encuentra la aparición de aplicaciones móvil que amenazan con adueñarse de la clientela de los radio taxi, así como taxistas piratas que han visto en la falta de regulación del sector, una gran oportunidad para llevar a cabo su actividad ilegal.

Estas nuevas aplicaciones no tienen nada que ver con los radio taxis sino que trabajan con taxistas independientes con el objetivo de capturar de manera directa al cliente. Lo que persiguen es crear una amplia base de usuarios y, una vez estos se hayan acostumbrado a usar su aplicación, forzar la negociación de condiciones con taxistas y radiotaxis. Además, como explica Gonzalo: “con un nivel de trabajo similar, un taxista que utilice este tipo de aplicaciones paga bastante más dinero que si estuviera en una cooperativa de taxis”.

Para hacer frente a esta situación, Auriga ha impulsado recientemente 1taxi!, una app disponible para toda España desde la que poder gestionar las reservas. Con esta iniciativa, pretenden reforzar la presencia del radio-taxi. “No somos ajenos a la tendencia por lo que hemos creado una app propia que se suministra de manera gratuita a todos los clientes de nuestra gestión de flotas Auriga”. Las ventajas que ofrece 1taxi! son muchas ya que la aplicación se encarga de buscar un taxi al cliente esté donde esté, independientemente de que haya cerca o no un sistema Auriga de gestión de flotas para ofrecer ese servicio. “No hay ninguna aplicación ahora mismo que te de tantas posibilidades de encontrar un taxi” asegura Gonzalo. Además, 1taxi! brinda la posibilidad de integrar aplicaciones de terceros bajo petición.

Auriga ya ha comenzado el traspaso de toda la plataforma de gestión de flotas a la nube, lo que supondrá un gran avance tecnológico y una importante mejora en el servicio de los radio taxis. A su vez, de cara al futuro Auriga quiere apostar por la expansión internacional, explorando Europa y América del Sur. “Creemos que con la incorporación de toda la tecnología y el sistema de gestión de flotas a la nube, vamos a poder entregar productos muy paquetizados de manera que a un cliente, por ejemplo de Chile, le sea muy fácil sin apenas intervención presencial del personal de Auriga, contratar su sistema de gestión de flotas”.

Es evidente que, pese a la crisis y los actores que amenazan con desestabilizar el sector, el taxi es parte fundamental del imaginario colectivo. Un sector con más de cuatro siglos de experiencia que ha demostrado saber hacer frente a los nuevos tiempos.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *